El lagarto ibérico ese el nombre de un corte (de carne fresca) del cerdo ibérico. Es una de las partes más exclusivas, delicadas y sabrosas en cuanto a cortes de carne fresca de cerdo ibérico.

El cerdo ibérico tienen una gran variedad de cortes tales como: las costillas, el solomillo, la pluma ibérica, el lomo, secreto, chuletas, carrilleras, panceta, presa ibérica, entre otros. Además de productos procesados y embutidos.

¿Qué es lagarto ibérico?

El lagarto ibérico es un tipo de corte de una parte del cerdo ibérico.

  • Este corte se obtiene de la parte situada entre la paleta y el lomo del animal, ofreciendo una combinación perfecta de magro y grasa que lo hace sumamente jugoso y sabroso.
  • La forma del lagarto es alargada y ovalada.
  • En general, el lagarto suele pesar alrededor de 1 a 2 kilos, aunque puede ser un poco más grande en cerdos más grandes.
  • El lagarto ibérico se caracteriza por el veteado de grasa que tiene entre las fibras musculares. El veteado o marmoleo es la cantidad de grasa entreverada dentro de la carne o infiltrada. Esta es la razón de que este corte de carne fresca de cerdo ibérico, sea tan sabrosa y valorada.
Lagarto ibérico de cerdo

Lagarto ibérico: características

Las características del corte lagarto ibérico son las siguientes:

  • Se encuentra en la parte delantera del cerdo, específicamente entre la paleta y el lomo, y se extiende a lo largo de la parte superior del animal.
  • Se caracteriza por su veteado de grasa infiltrada entre las fibras musculares, lo que le confiere una ternura incomparable y un sabor único y especial terneza incomparable y un sabor único.
  • Tiene un color rosado y marmoleado. ¡Ojo! ¡Cuanto más marmoleado, más calidad y autenticidad!
  • Es una pieza de carne fresca muy versátil, lo que le permite ser cocinado de diferentes modos y en diferentes temperaturas.
Lagarto ibérico de cerdo comprar online

Cocinar lagarto ibérico

El corte de lagarto ibérico se puede cocinar y disfrutar de diferentes maneras. Por ejemplo:

Lagarto ibérico a la parrilla

Una manera clásica de disfrutar este corte es simplemente a la parrilla. Condimentado con sal y pimienta, y asado a la perfección, el lagarto ibérico no te dejara indiferente. ¿Cómo guarnición? Solo necesitas unas buenas patatas asadas y una ensalada fresca.

Lagarto ibérico en salsa de vino tinto

Sofríe cebolla, ajo y zanahorias en aceite de oliva, luego añade el lagarto cortado en trozos y deja dorar. Agrega vino tinto, caldo de carne y hierbas frescas, y deja cocinar a fuego lento hasta que la carne esté tierna y la salsa haya reducido. Sirve acompañado de unas verduras al vapor.

Lagarto ibérico al horno con patatas y verduras

Una opción clásica. Coloca el lagarto en una bandeja para hornear junto con patatas, cebollas, zanahorias y pimientos. Condimenta con hierbas frescas, aceite de oliva y sal, luego hornea hasta que la carne esté tierna y las verduras caramelizadas. Sirve directamente del horno para disfrutar de todo su sabor y aroma.

En definitiva, el lagarto ibérico es un corte de carne fresca de cerdo ibérico que se diferencia por su ternura y sabor, siendo una carne jugosa y deliciosa en cualquiera de sus preparaciones. Además, su calidad y sus aportes nutricionales, son perfectamente combinables con una dieta saludable y equilibrada.

En la tienda online de Productos Cárnicos Sánchez Marcos, puedes encontrar la mejor selección de ibéricos de Guijuelo, entre ellos por supuesto el corte: lagarto ibérico.

Recuerda que también tienes la mejor selección de productos frescos en nuestra tienda especializada de carne fresca, en ella podrás encontrar los mejores cortes de cerdo ibérico, incluida la deliciosa pluma.

Ir a www.ibericossanchezmarcos.com

 

Deja una respuesta