El verano trae consigo altas temperaturas que pueden afectar la calidad de los alimentos, especialmente los embutidos. Conservar embutido en verano puede ser un desafío, pero con las técnicas adecuadas, es posible disfrutar de productos ibéricos frescos y deliciosos durante toda la temporada.

En esta ocasión, os traemos diversas estrategias y métodos para conservar embutido en verano, asegurando que mantenga su sabor y textura óptimos. Además, os hablaremos de los productos más vendidos de esta temporada, productos excepcionales de PC Sánchez Marcos que puedes disfrutar.

Selección de productos de alta calidad

El primer paso para garantizar una buena conservación es elegir embutidos de alta calidad. Productos como el Jamón Bellota 75% Ibérico, la Caña de Lomo de Cebo Ibérico, el Morcón Ibérico o el Salchichón Ibérico de PC Sánchez Marcos son excelentes opciones. Estos productos no solo son deliciosos, sino que también están elaborados con procesos rigurosos que facilitan su conservación.

Métodos para conservar embutido

Refrigeración adecuada

Una de las formas más efectivas de conservar embutido en verano es mediante la refrigeración.

Mantener los embutidos en el refrigerador ayuda a prevenir el crecimiento de bacterias y a preservar su frescura.

Es importante almacenar los embutidos en la parte menos fría del refrigerador, generalmente el cajón de las verduras, donde la temperatura es más estable y menos agresiva.

Para conservar el jamón ibérico de bellota, este debe envolverse en un paño de algodón o en papel encerado para evitar la pérdida de humedad y protegerlo de olores externos. Colócalo en una zona del refrigerador con temperatura constante.

Otros embutidos, como la caña de lomo o el morcón ibérico, es recomendable que los mantengáis en su envoltorio original o en papel de aluminio, asegurándose de que estén bien sellados para evitar la entrada de aire y la desecación.

Uso de papel encerado o film transparente

Otra técnica eficaz para conservar embutido en verano es el uso de papel encerado o film transparente. Estos materiales protegen los embutidos de la exposición al aire y la humedad, dos factores que pueden acelerar el deterioro.

Los papeles encerados permiten una ligera transpiración permitiendo mantener la textura del embutido, son perfectos para los embutidos de tripa, como la longaniza ibérica o el salchichón ibérico de cerdo.

Una acción similar presenta el film transparente, ideal para conservar embutido puesto que crea una barrera hermética que previene la entrada de aire y humedad.

Métodos para conservar embutido

Almacenamiento en recipientes herméticos

Los recipientes herméticos son otra excelente opción para conservar embutido en verano. Estos recipientes sellan completamente el embutido, evitando la exposición al aire y manteniendo una temperatura constante.

Es importante que los recipientes sean de buena calidad, aptos para alimentos y que permitan esterilizarse fácilmente. Nos gusta conservar embutido en estos tuppers ya que retienen los olores y evitan mezclas innecesarias.

Congelación

Aunque no es la opción más común, la congelación puede ser una solución práctica para conservar embutido en verano, especialmente si no se va a consumir inmediatamente. La clave es congelar los embutidos de manera adecuada para preservar su sabor y textura.

En el caso del jamón ibérico, es mejor no congelarlo entero, sino que te recomendamos cortarlo en lonchas finas, envuélvelas en papel film y luego colócalas en una bolsa de congelación.

Para conservar embutidos como el lomo, el chorizo, el morcón o el salchichón, lo mejor es hacerlo con la pieza entera. Envuelve cada pieza en papel film y luego en una bolsa de congelación. Asegúrate de extraer la mayor cantidad de aire posible antes de sellar la bolsa.

sobres jamón

Consumo responsable y almacenamiento parcial

Una estrategia sencilla pero efectiva para conservar embutido en verano es consumir porciones más pequeñas y almacenar el resto adecuadamente. En lugar de dejar todo el embutido fuera, corta solo la cantidad que vas a consumir y guarda el resto en condiciones óptimas: envuelto y refrigerado.

Conservar-embutido-iberico

Comprar embutido ibérico en PC Sánchez Marcos

Jamón Bellota 75% Ibérico

Este Jamón Bellota 75% Ibérico es una joya de la gastronomía ibérica. Su textura y sabor son incomparables, y siguiendo las técnicas de conservación mencionadas, podrás disfrutarlo en perfectas condiciones durante todo el verano. Para conservar embutido como el jamón ibérico de bellota, envuélvelo cuidadosamente y almacénalo en la parte menos fría del refrigerador.

Caña de Lomo de Cebo Ibérico

La Caña de Lomo de Cebo Ibérico es otro producto excepcional. Almacénala en su envoltorio original o en papel encerado y guárdala en un lugar fresco y seco. Si prefieres, puedes dividirla en porciones más pequeñas y congelarlas para un consumo más prolongado.

Morcón Ibérico

El Morcón Ibérico es un embutido de gran calidad, perfecto para diversas preparaciones. Para conservar embutido como el morcón, lo más recomendable es guardarlo en un recipiente hermético o envuelto en papel film; si decides congelarlo, asegúrate de que esté bien sellado para mantener su frescura y sabor.

Salchichón Ibérico

El Salchichón Ibérico es otro tesoro de la gastronomía española. Este embutido, elaborado con carne magra de cerdo ibérico y especias seleccionadas, se distingue por su sabor suave y aromático.

Para conserva embutido como el salchichón en verano, sigue las mismas técnicas que para otros embutidos: envuélvelo en papel encerado o film transparente y almacénalo en la parte menos fría del refrigerador. Si prefieres, puedes dividirlo en porciones más pequeñas y congelarlas, asegurándote de sellarlas bien para preservar su sabor y textura.

Chorizo Ibérico

El Chorizo Ibérico es un embutido con un sabor intenso y especiado, ideal para disfrutar en cualquier momento. La conservación de este embutido en verano requiere un cuidado especial para mantener sus cualidades organolépticas. Almacénalo en su envoltorio original o envuelto en papel film y guárdalo en el refrigerador.

Para un consumo prolongado, el chorizo ibérico puede ser congelado en porciones adecuadas, siempre asegurándose de que esté bien sellado para evitar la entrada de aire y la pérdida de sabor.

Conservar embutido en verano no tiene por qué ser un desafío si sigues estas sencillas pero efectivas técnicas. Ya sea mediante la refrigeración adecuada, el uso de papel encerado o film transparente, el almacenamiento en recipientes herméticos o la congelación, puedes mantener tus productos ibéricos en perfectas condiciones y conservar embutido todo el año para su consumo.

No olvides que la calidad del producto es fundamental, y con los embutidos de PC Sánchez Marcos tienes la garantía de disfrutar de lo mejor de la gastronomía ibérica durante todo el año.

En Productos Cárnicos Sánchez Marcos, criamos nuestros cerdos en la dehesa ibérica, obteniendo como resultado unos productos ibéricos de máxima calidad que poseen su propio sello de certificado de garantía que autentifica y garantiza el producto.

Visita nuestra tienda online. El mejor jamón ibérico y las mejores carnes frescas ibéricas desde nuestra fábrica de Guijuelo hasta vuestro hogar.

Deja una respuesta